El municipio capitalino llevó  a cabo la poda de un árbol añejo de la especie Pacará, en el barrio Mosconi para evitar desprendimientos de ramas y que signifique un peligro para quienes habitan y circulan por el lugar.

La Dirección de Parques y Paseos, informó que estas podas o extracciones se realizan de manera frecuente, dependiendo del tamaño de la planta y del inconveniente que pueda representar para el vecino. Para ello, personal capacitado hace un relevamiento previo del estado de la especie.

En el barrio Mosconi trabajaron cinco operarios con la asistencia de un camión grúa de 28 mts. para una mejor prestación del servicio, debido a la gran altura del árbol.

Además, diferentes cuadrillas están  abocadas en el Parque Aguirre, en forma diaria a la poda de eucaliptus para evitar cualquier accidentes  en los transeúntes.

Comparte esta noticia