Quimsa salió a jugar sin mañana, sabiendo que debía apretar los dientes para poder seguir con la ilusión de ser campeón y así fue que de a poquito fue imponiendo condiciones para superar a San Lorenzo por 90 a 83, igualando las finales de la Liga Nacional a dos juegos por lado. Con este resultado el quinto y definitivo punto será el próximo sábado a las 11 de la mañana también en el Templo del Rock.

Brandon Robinson se llevó todos los flashes del triunfo con 32 puntos (6/9 triples) y estuvo bien acompañado por Isamel Romero con 18 puntos y 10 tableros, además de una gran tarea de Franco Baralle con 15 puntos (9 en el 4C). En San Lorenzo no hubo muchas figuras y sintió mucho la ausencia por lesión de Luis Montero en la rotación y José Vildoza con 18 unidades fue su máximo artillero.

En el primer cuarto el duelo fue de mucha intensidad y nerviosismo en ambos equipos, lo que no permitió que ninguno consiga ventajas claras y el juego luzca muy desordenado por momentos. Quimsa contó con el aporte  de sus extranjeros Robinson (5) y Romero (5) para irse adelante por un doble 18-16.

En el segundo cuarto Quimsa arrancó mejor con un parcial de 6-0 se escapó 24-18, pero rápidamente Vildoza (8) respondió para San Lorenzo que no permitió que esa mejora del oponente se trasforme en una diferencia estable.

El transcurrir del segundo parcial mostró mejoría en el juego y ambos equipos ganaron en eficacia, sobre todo la Fusión de la mano de Brandon Robinson, quien cerró el chico con encendido con 15 puntos, rubricando una distancia importante para lo parejo del juego para el elenco de Santiago del Estero por 51-41 al entretiempo.

Tras el descanso largo, San Lorenzo salió a responder rápidamente con una defensa más presionante y un juego profundo para lastimar a Quimsa cerca de la canasta con Hernández (6) y Romano (6). Un par de bombas de Cosolito y Robinson destrabaron a los de Sebastián González para sostener adelante en el resultado y aguantar la levantada azulgrana.

El cierre del tercer parcial fue favorable para lo del Norte con mucha injerencia en el pick and roll de Ismael Romero (10) lastimando una y otra vez con la caídas y generando una diferencia de 5 (73-68) de cara a los diez finales.

En el último acto, Quimsa salió más decidido y no solo contó con la inestimable participación de Robinson, sino que se sumó como en el primer punto Franco Baralle (9). El base cordobés rompió una y otra vez a la defensa de San Lorenzo y fue quien sostuvo una renta entre 8 y 10 puntos para el conjunto ganador.

Finalmente fue triunfo de supervivencia para Quimsa que festejó con puño apretado haber esquivado el match point y ahora traslada la presión al tetracampeón que deberá demostrar toda su jerarquía para no perder la hegemonía a manos de un rival que va por todo.

Comparte esta noticia