Mientras la campaña de vacunación contra el coronavirus avanza a paso lento, el Gobierno va a implementar otras estrategias para seguir con la baja de los contagios y tomar el control de la pandemia. De este modo, reducirá desde mañana los vuelos a los países donde circulan las nuevas variantes de Covid-19 ante la «preocupación» por el aumento de casos en Brasil, Paraguay y Chile.

La nueva resolución se publicará mañana sábado 13 de marzo, donde van a estar establecidos los países que quedarán contemplados en la medida. Así lo indicaron a la agencia Noticias Argentinas fuentes de la Casa Rosada. En ese marco, afirmaron que «no está en análisis el cierre de la frontera con Brasil».

La intención del Gobierno es desalentar a los argentinos a viajar a países con alta tasa de contagios y mortalidad a medida que se acerca el fin del verano, estación en la que se estima hay menos casos de Covid-19 por las circunstancias ambientales. Europa y Estados Unidos vivieron una segunda ola de la enfermedad que los obligó a tomar medidas severas como nuevos confinamientos y la Argentina busca evitar esa situación.

«Se reducirá aún más el tránsito aéreo con el exterior. Se profundizarán los controles sobre las personas que llegan desde el exterior: PCR y seguimiento del aislamiento», aclararon las mismas fuentes.

La medida surge luego de que el pasado lunes 8 de marzo los ministros de Salud de todo el país analizaron la situación epidemiológica y sanitaria interna y externa, y recomendaron «desalentar los viajes a zonas con circulación de nuevas cepas de coronavirus«.

Según un comunicado oficial, durante la reunión del Consejo Federal de Salud, los titulares de las cartera sanitarias provinciales «evaluaron la posibilidad de adoptar nuevas medidas en las fronteras». Además, analizaron «la adopción de controles para los transportistas que ingresan al país y coincidieron en la necesidad de reforzar los controles de cumplimiento del aislamiento de los viajeros para mitigar el impacto de la introducción de cepas de mayor transmisibilidad».

«Los referentes de las distintas jurisdicciones plantearon que es importante mantener los casos estabilizados dado que todas las provincias se encuentran abocadas a escalar la vacunación contra el Covid-19 en los grupos priorizados», consignaron.

Fuentes del gobierno bonaerense afirmaron a la misma agencia que «se está deteniendo el ritmo de caída de contagios» de coronavirus, y advirtieron que es «preocupante en esta época del año».  «Si no se logra seguir descendiendo la cantidad de casos, cuando vengan las temporadas invernales, vamos a arrancar desde un piso más alto y eso no es recomendable en términos epidemiológicos», graficaron.

El martes 9 de marzo, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, anticipó que el Gobierno nacional analizaba la posibilidad de «restringir muy fuertemente la salida de turistas al exterior».

«En el decreto que hay que cambiar el día 12 (de marzo) respecto de las medidas que se toman para afrontar la pandemia, se tomará la decisión de restringir fuertemente la salida de nuevos turistas hacia las zonas de circulación del virus», explicó Gollán durante una conferencia de prensa matutina junto al jefe de Gabinete provincial Carlos Bianco.

B.D.N./FF

Comparte esta noticia