Una fuerte tormenta azotó a la «Madre de Ciudades» en la Nochebuena. El viento y las primeras lloviznas hicieron descender la temperatura, cuya máxima fue de 42 °C. A las 3.45 de la madrugada la precipitaciones fueron de gran intensidad e ininterrumpidas hasta el momento. Y, de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN), estas condiciones se mantendrán  a lo largo de la jornada, mientras que la máxima será de 30 °C.

«El área será afectada por tormentas aisladas fuertes, esperándose valores de precipitación acumulada entre 30 y 50 mm, pudiendo ser superados de forma puntual. Dichos fenómenos estarán acompañados por ráfagas, caída de granizo e importante actividad eléctrica. Se esperan mejoramientos temporarios», expresa el reporte.

Comparte esta noticia