El ministro de Salud de Rusia, Mijail Murashko, anunció este sábado el inicio de la distribución de la vacuna monodosis Sputnik Light contra el coronavirus para la población civil.

«Ayer concluyó la fase de control y las primeras series de la Sputnik Light se han puesto en circulación civil», anunció Murashko, quien espera que unas 2,5 millones de dosis estén disponibles para finales de junio. «El volumen de la producción va aumentando», agregó, citado por la agencia de noticias Sputnik.

Desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolai Gamaleya, la Sputnik Light es una versión monodosis del inmunizante basado en el adenovirus humano Sputnik V, que requiere la administración de dos dosis con un intervalo de al menos 21 días para la inmunización completa. El fármaco tiene una efectividad del 79,4 % desde el día 28 después de su aplicación, según sus creadores.

Rusia dispone de cuatro fármacos contra la Covid-19: Sputnik V, creada por Gamaleya en cooperación con el Fondo Ruso de Inversión Directa; Sputnik Light; EpiVacCorona, creada por el Centro de Virología y Biotecnologías Vector; y CoviVac, producida por el Centro Chumakov.

Por otro lado, Rusia anunció este sábado que en la última jornada registró 21.665 nuevos positivos de coronavirus y 619 decesos asociados a esta enfermedad, unas cifras que se repitieron esta semana y que son cercanas a los récord de enero.

Las autoridades están preocupadas porque la inoculación avanza a un ritmo lento, debido a que buena parte de la población, de 146 millones de habitantes, no confía en las vacunas.
Hasta ahora, solo el 11% de los rusos se vacunaron con dos dosis. En medio de este repunte, se impusieron nuevas medidas para frenar los contagios en Moscú, la ciudad más afectada.

Desde el lunes las personas que quieran sentarse en bares o restaurantes de la capital rusa deberán mostrar un código QR que acredite que fueron inmunizadas, mientras que los hospitales rechazarán a los pacientes que busquen cirugías que no sean de emergencia.

Además, se cerraron los espacios públicos, incluidos los parques infantiles al aire libre, mientras el Gobierno y las industrias de servicios fijaron el objetivo de vacunar en los próximos días al 60% de sus empleados.

El total de fallecidos por la pandemia en Rusia llega a 132.683 mientras que 5,4 millones de personas dieron positivo por el virus.

Comparte esta noticia