San Lorenzo cerró una noche heroica y se consagró campeón del torneo Apertura de fútbol femenino. El Ciclón perdía 1-0 ante el Xeneize y el partido se extinguía en el estadio de Morón. Sin embargo, Sindy Ramírez, zaguera volcada como delantera ante la desesperación, anotó la igualdad con el tiempo cumplido. Y, en los penales, las Santitas fueron más efectivas que las Gladiadoras y se impusieron por 3 a 2, para romper con la hegemonía auriazul.

El comienzo resultó parejo, aunque con el Xeneize mejor plantado, con la presión impidiendo que Eliana Medina tome el balón, anulando la creatividad azulgrana. Las auriazules fueron más incisivas en ataque, aunque sin precisión en los últimos metros. Hasta que a los 19 minutos, Stabile lanzó un pelotazo desde su lateral, Troncoso durmió a las defensoras del Ciclón, pisó el área y anticipó a la arquera Bobadilla para firmar el 1-0.

En la segunda parte, con los cambios, San Lorenzo empujó más y mejor, más allá de la falta de chispa en los últimos metros. Así y todo, el Xeneize, de contra o en los momentos en los que monopolizó la pelota, fue más peligroso. Todo corazón, las Santitas se jugaron enteras y consiguieron su premio segundos después de concluido el tiempo reglamentario: la arquera Oliveros falló en la salida y el balón derivó en Sindy Ramírez, central volcada de 9, quien puso el 1-1.

La igualdad generó una situación particular. El técnico xeneize decidió reemplazar a la guardameta para darle prioridad a Dulce Tórtolo, especialista en los penales, lo que provocó el enojo de Oliveros, quien lo exteriorizó ante las cámaras de TV.

Tórtolo brilló en los remates desde los 12 pasos: contuvo los intentos de Haim y Molina y convirtió el suyo. Pero San Lorenzo fue más eficaz. Vallejos, Huber y Rodríguez patearon por encima del travesaño sus ejecuciones y San Lorenzo alzó la Copa.

Las de La Ribera, además de ser campeonas defensoras, son las máximas vencedoras del país, al ostentar 24 trofeos en sus vitrinas (además fueron subcampeonas en 15 ocasiones). Pero las Santitas celebraron su tercer título de su historia (Apertura 2008 y el campeonato 2015) y el primero en la era profesional.

San Lorenzo fue escolta de Boca en la Zona A con 18 puntos (5 triunfos y tres empates) y luego mostró una sólida versión en los mata-mata. Venció 2 a 0 a Rosario Central en cuartos de final y en semifinales sacó a una de los principales candidatas: UAI Urquiza. El domingo le ganó por 1 a 0 gracias a un tanto de penal de Eliana Molina.

El último antecedente entre ambos equipos databa del pasado martes 22 de junio, por la Fecha 8 de la Zona A. En esa oportunidad, los dos clubes, que ya estaban clasificados a la siguiente ronda, igualaron 1 a 1.

Las Santitas se adjudicaron un boleto a la Copa Libertadores de 2021 que se disputará, desde septiembre, en Chile. Entre los conjuntos ya clasificados se encuentran Ferroviária (campeón de la edición pasada), Corinthians (ganador del Brasileirao), Kindermann-Avaí (subcampeón de Brasil), Santiago Morning (campeón nacional de Chile), Universidad de Chile (subcampeón de Chile) y Nacional (vencedor del Campeonato Uruguayo).

Además, al finalizar la temporada disputará una final ante el vencedor del Clausura.

https://www.youtube.com/watch?v=4qoS5RjCE68

Comparte esta noticia