Vélez Sarsfield se recibió de serio candidato a ganar la Copa Sudamericana: derrotó 5-1 a Deportivo Cali en condición de visitante (en la ida se había impuesto por 2-0, con dos gritos de Thiago Almada). Así, dejó el mensaje de que apunta a reverdecer sus cualidades a nivel internacional, las mismas que ostentó en la década del 90.

Lucas Janson (en dos oportunidades), Cristian Tarragona (también por duplicado) y Luis Abram anotaron para la visita, que dio un golpe inesperado. Agustín Palavecino había anotado en el primer tiempo para el dueño de casa.

El Fortín, que ya dejó en el camino a Aucas de Ecuador y Peñarol de Uruguay, nunca pudo conquistar este trofeo en sus siete anteriores participaciones (2003, 2005, 2006, 2009, 2010, 2011 y 2013). Su mejor actuación fue arribar hasta las semifinales en dos oportunidades, pero fue eliminado primero por Pumas UNAM de México y luego por Liga de Quito.

Vélez enfrentará en los cuartos de final ante el vencedor de la llave que protagonizan River Plate de Uruguay y Universidad Católica de Chile (los trasandinos se impusieron en territorio charrúa por 2 a 1 en la ida).

Comparte esta noticia