El hombre identificado como Lucas Maniglia Ferrando, de 48 años, fue asesinado durante la madrugada del domingo en Mar del Plata, en un robo. Había salido de su casa tras escuchar ruidos y recibió un disparo que lo llevó a la muerte.

Las primeras informaciones indican que Ferrando salió de su propiedad al escuchar gritos desesperados y recorrió apenas unos metros de su patio, alumbrando con su celular ya que había un corte de luz. Tras hacer el corto tramo recibió un disparo, de un grupo de delincuentes que le habían robado a su vecino.

El informe policial indica que cinco ladrones ingresaron a una casa ubicada en Chacahuac al 6300, en el barrio Las Canteras. Allí robaron diversos artefactos tecnológicos y del hogar, y golpearon salvajemente al joven que vive ahí que fueron los gritos que escuchó Ferrando.

En medio de la huida en un auto Peugeot 408, los delincuentes dispararon y uno de los tiros impacto en el abdomen del hombre de 48 años. En aquel momento, fue asistido por la víctima del robo y luego llegó la ambulancia que lo trasladó de urgencia al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) pero no llegó vivo.

Lucas Maniglia Ferrando era argentino pero hace más de 20 años estaba radicado en Italia. Volvió a su país natal junto a su pareja en diciembre pasado para pasar las fiestas con su familia y amigos, tras la propagación del coronavirus no pudo salir del país por lo que estaba viviendo en Mar del Plata. Era padre de un joven de 20 años que lo esperaba en Milán.

Comparte esta noticia